Senador Quinteros pide al gobierno evitar que toma de Pelluco se convierta en un nuevo campamento.

El senador Rabindranath Quinteros advirtió que, si las autoridades de vivienda no intervienen pronto con soluciones efectivas, la toma de terrenos en el sector de la ex vía férrea en Pelluco, Puerto Montt, terminará convertida en un nuevo campamento.

El parlamentario indicó que en los últimos dos años más de 40 familias han instalado viviendas precarias en esa zona, que además es considerada de riesgo. “Esas familias han llegado ahí por necesidad, incluso enfrentando la amenaza de un derrumbe en el sector, el gobierno debe hacerse cargo de esta situación entregando soluciones a esas personas y no amenazas de desalojo”.

Quinteros precisó que la proliferación de los campamentos es serio y que se extiende a toda la región. “De acuerdo a los últimos informes, hoy en la región de Los Lagos son 2.770 las familias que subsisten distribuidas en 62 campamentos. En 2019 eran 2 mil y había 43 campamentos, y ya entonces el Ministerio de Vivienda afirmaba que esa cifra era alarmante”, detalló el legislador.

A juicio del parlamentario por Los Lagos, la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas “han empobrecido todavía más a mucha gente, a lo que se suma  el fenómeno migratorio -tanto externo del extranjero hacia chile como interno, del campo a la ciudad- que también contribuye al incremento de estos espacios precarios de vivienda.” 

Puntualizó que las familias que viven en campamentos han aumentado en un 74% desde el estallido social. “Y ese es el problema que hay que frenar. Lo estamos viendo en Pelluco, pero también ocurre en Osorno y en Chiloé. Y a las personas que viven en campamentos o en calidad de allegados, lo único que les sirve es una solución que debe venir del Gobierno a través del Minvu y del Serviu”.

Para Quinteros, las soluciones deben garantizar no sólo una vivienda digna, sino también un buen entorno, con acceso a servicios y vialidad, parques y calles bien iluminadas, sin sacrificar en el proceso la calidad de las construcciones. “Lo demás es sólo teoría, y la teoría, en los campamentos, ni siquiera sirve para tapar las goteras del techo”, aseveró.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*